Provinciales
Tendencia

Avanza a buen ritmo la construcción de la central térmica Garruchos de la compañía FRESA

Se trata del proyecto de las dos centrales térmicas de generación de energía eléctrica, Garruchos (proyecto 1) y San Alonso (proyecto 2), pertenecientes a la Empresa Fuentes Renovables de Energía S.A.(FRESA) .

Los trabajos del proyecto 1 “avanzan a buen ritmo”, sostuvo el director de obra de la empresa Neoconsult, Fabián Bondaruk.

Bondaruk aclaró que no son accionistas en el proyecto y que Neoconsult fue contratada para diseñar y dirigir la obra, administrada por la propietaria FRESA a través de un contrato tipo EPCM. La empresa a cargo del proyecto cuenta con vasta experiencia en construcciones de emprendimientos de cogeneración de energía, lo que les permitió ser contratada por los directores de FRESA.

Según el director de la obra, los trabajos van cumpliendo con los plazos estipulados y si no se registran precipitaciones que retrasen las tareas programadas, en un mes estarían realizando las primeras pruebas. Detalló que actualmente se realiza el montando de la caldera y de acuerdo a “la curva de inversión están en un 90% pero en lo que refiere a la ejecución de obra la estimación es de 70%”.

Dado el grado de avance desde Neoconsult calculan que, si no se registran lluvias que retrasen los trabajos, “en un mes se pondría en marcha el primer proyecto”. Bondaruk indicó que “el 31 de agosto tendríamos que estar realizando los primeros ensayos”. No obstante, explicó que eso no significa que la energía que comience a producirse de inmediato se sumará a la red nacional porque hay procedimientos previos que se deben cumplir ante organismos provinciales y nacionales.

El ministro de Industria, Trabajo y Comercio, Raúl Schiavi, valoró el grado de avance del proyecto y destacó que “cuando estén finalizadas las obras y cumplimentados los procedimientos de aprobación del proyecto, la energía generada por FRESA posicionará a la provincia a nivel regional como tierra propicia para albergar emprendimientos de ese tipo”. Además, remarcó que “este es el modelo de desarrollo que propone el gobernador Gustavo Valdés, mirando al futuro pero pensando en llevar soluciones al presente, generando mano de obra y energía a partir del aprovechamiento de recursos que no se utilizan para tal fin”.

Mano de obra calificada

La construcción está a cargo de más de 10 contratistas, de los cuales cada uno tiene entre 5 y 150 empleados. En total son cerca 350 personas trabajando en el lugar, de los cuales la mayoría son de afuera por el grado de conocimiento especializado que demanda la obra. En ese sentido, el director de la obra destacó que unos 100 operarios son de Virasoro y el resto si bien no pertenece a la localidad, genera aportes económicos porque el movimiento que producen repercute en los comercios, alquileres y locales gastronómicos de Virasoro, entre otros.

Producción de energía

El proyecto consiste en dos centrales térmicas para generar energía eléctrica a partir del aprovechamiento de los subproductos de las industrias forestales y de la producción forestal. Para ello utilizarán en el proceso aserrín, chip, raleo y residuos forestales.

Para tomar dimensión de la envergadura del proyecto, Bondaruk graficó que diariamente, de lunes a viernes, FRESA demandará 150 camiones de materia prima por central. Por eso en el lugar habrá tres básculas para el ingreso de camiones; siete hectáreas dedicadas a la playa de biomasa y acopio; tres plataformas volcadoras; dos chipeadoras; un silo de biomasa conectado a la plataforma volcadora y otra que direcciona la materia prima desde el silo a la caldera.


Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar