Nacionales
Tendencia

Menos Valdés Juntos por el Cambio acusa al kirchnerismo de enrarecer el clima político

Mauricio Macri reunió el respaldo de buena parte de la dirigencia partidaria, parlamentaria, ex funcionarios y referentes de Juntos por el Cambio ante el avance de la investigación por el presunto espionaje ilegal durante su gobierno a políticos, empresarios, sindicalistas, religiosos y periodistas, y luego del allanamiento a su secretario personal Darío Nieto. En un comunicado, integrantes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica acusaron a un sector del Frente de Todos de “involucrar judicialmente” a integrantes de la gestión de Macri para “conseguir impunidad” y cuestionaron lo que consideraron “atropellos institucionales” de la administración de Alberto Fernández.

“Unidos en defensa de la verdad y la transparencia”, titularon el documento con el que cerraron filas en defensa de Macri y cristalizaron una vez más el escenario de confrontación que había cedido algo durante la primera etapa del coronavirus en el país. “Nos preocupa que, mientras la sociedad está angustiada por la pandemia, un sector del oficialismo parece enfocado en enrarecer el clima político, con el aparente objetivo de conseguir la impunidad de ex funcionarios procesados o condenados por corrupción”, aseguraron en el inicio del texto Macri, Alfredo Cornejo, Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Maximiliano Ferraro y Miguel Pichetto, en ese orden y como firmas destacadas al pie.

Luego figuraron los nombres de ex funcionarios cercanos al fundador del PRO como Marcos Peña, Fernando de Andreis, Guillermo Dietrich y Andrés Ibarra, otros ex ministros como Germán Garavano, Oscar Aguad, Jorge Faurie, Alejandro Finocchiaro y Luis Etchevehere, y los actuales jefes parlamentarios Mario Negri, Luis Naidenoff, Humberto Schiavoni y Alvaro González, entre otros.

“Esto ocurre, además, en medio de una serie de atropellos institucionales, que van de la escandalosa última sesión del Senado y los superpoderes presupuestarios hasta un intento de expropiación inconstitucional y la discriminación a las provincias gobernadas por nuestra fuerza política, entre otros”, aludieron a las controversias en el Congreso, al DNU de Alberto Fernández para que Santiago Cafiero pudiera reasignar partidas sin límite, al intento de estatización de la cerealera Vicentin y los reclamos de los distritos conducidos por la oposición.

Los mandatarios Rodolfo Suárez (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) no participaron del documento. “La idea era que firmaran ex funcionarios, legisladores y autoridades partidarias, después se agregaron otros. Y nosotros estamos enfocados en la gestión”, justificó uno de ellos la toma de distancia.

Bullrich y De Andreis, dos de los más cercanos a Macri, impulsaron el documento y coordinaron la búsqueda de adhesiones durante el fin de semana. Cornejo juntó apoyos en la UCR y Ferraro consiguió el aval de Carrió. El texto partió del PRO, dirigentes de la Coalición Cívica le hicieron agregados y los radicales lo modificaron para bajarle el tono en algunos tramos. Con el aval de Macri, difundieron esa versión para no prolongar la discusión y que se diluyera la iniciativa.

“Desde principios de año el kirchnerismo buscó de todas las formas posibles involucrar judicialmente a ex funcionarios de Cambiemos en causas de corrupción”, sostuvieron, y también: “Juntos por el Cambio está unido en defensa de las instituciones democráticas y en ponerle un freno a los intentos de algunos de decirle a la sociedad que todos los políticos son igual de corruptos. No es así”.

El juez federal Federico Villena allanó el jueves la casa de Darío Nieto, secretario privado y hombre de confianza de Macri, en el marco de la investigación por la presunta red de espionaje durante su gestión. De acuerdo con el expediente, Silvia Martinengo -ex directora de Documentación- recibía en la Casa Rosada a agentes de la AFI que hacían seguimiento a políticos, dirigentes sociales, religiosos, empresarios y periodistas, y de acuerdo con su hipótesis Nieto -jefe de Martinengo en los papeles- podría haber actuado como nexo como acercarle la información al ex presidente.

“Los integrantes de Juntos por el Cambio queremos decir que estamos tranquilos, porque creemos en la integridad moral de Darío y confiamos en que la Justicia demostrará que es inocente”, dijeron en el comunicado. “Nuestro gobierno fue transparente y honesto”, aseguraron luego. En el texto quedó sugerida la distinción entre el kirchnerismo y el resto del Frente de Todos, y la intención de que el macrismo no quedara “igualado” en términos de corrupción. “No vamos a aceptar que nos metan en el mismo barro”, insistía uno de los promotores del respaldo.

María Eugenia Vidal se sumó más tarde. Entre las ausencias se destacaron ex ministros como Rogelio Frigerio, Carolina Stanley y Hernán Lacunza, Emilio Monzó -ex titular de Diputados-, y Jorge Macri fue la única firma entre los intendentes. Cristian Ritondo prefirió no hacerlo por integrar la bicameral de control de los organismos de inteligencia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar